Páginas vistas en total

martes, 6 de abril de 2010

ANTONIO VELAZQUEZ


ANTONIO VELAZQUEZ MARTINEZ
"ANTONIO CORAZON DE LEON"

Matador de toros. Nació en León, Guanajuato, el 14 de diciembre de 1920. En sus inicios fué banderillero en la cuadrilla del Matador Luis Castro "El Soldado". Se presentó como novillero en la Plaza de toros "El Toreo" el 19 de julio de 1942. Alternó con Antonio Toscano y Luis Briones con novillos Piedras Negras, siendo el de su debut el novillo de nombre "Quitasol".

Alternativa
Fecha: 31 de Enero de 1943
Lugar: México
Plaza de toros "El Toreo"
Padrino: Fermín Espinosa "Armillita"
Testigo: Silverio Pérez
Ganadería: Pastejé
Toro: "Andaluz"

Confirmación
Fecha: 4 de Octubre de 1945
Lugar: Madrid
Padrino: Rafael Albaicín
Testigo: Pepín Martín Vázquez
Ganadería: Vicente Charro
Toro: "Fuentecillo"

Falleció en México, D.F. el 15 de octubre de 1969, al caerse de la azotea de su casa.





































FECHAS RELEVANTES:
Ganó la "Oreja de Plata" el 8 de noviembre de 1942, en la Plaza de toros "El Toreo" La disputó con Rafael Osorno, Tacho Campos y Luis Procuna con el novillo "Muñeco" de Zacatepec, que ganó el concurso de ganaderías que se llevó a cabo.

Ganó el trofeo "La Prensa de Oro" en la Plaza de toros "El Toreo", el 14 de mayo de 1944. Lo disputó con Alfonso Ramírez "El Calesero" y Andrés Blando con toros de Peñuelas.

Ganó "La Oreja de Oro" en la Plaza de toros "El Toreo", el 28 de febrero de 1945. La disputó con Joaquín Rodríguez "Cagancho", Luis Castro "El Soldado", Pepe Luis Vázquez, Antonio Bienvenida y Luis Procuna con el toro "Cortesano" de Torreón de Cañas.

El 1 de marzo de 1946 recibe una grave cornada en el muslo derecho por el toro "Cuervo" de Carlos Cuevas.

Se presentó en la Plaza de toros México el 10 de noviembre de 1946. Alternó con Fermín Espinosa "Armillita" y Domingo Ortega con toros de Rancho Seco.

Debutó en Francia (Beziers) el 18 de mayo de 1947. Alternó con Jaime Marco "El Choni" y Rafael Perea "El Boni" con toros de Claudio Mora.

Debutó en Lima, Perú, el 14 de marzo de 1948. Alternó con Raúl Ochoa "Rovira" y Paco Muñoz con toros de La Viña.

Ganó la "Oreja de Oro" en la Plaza de toros México, el 2 de abril de 1950. La disputó con Fermín Rivera, Silverio Pérez, Luis Procuna, Raúl Ochoa "Rovira", Rafael Rodríguez con toros de Zotoluca.

El 7 de enero de 1951 inauguró la Plaza de toros de Ciudad Mante, Tamaulipas. Le acompañaron en el cartel Silverio Pérez y Ricardo Balderas con toros de Vistahermosa.

La Plaza de toros "Jalisco" de Yahualica fué inaugurada el 28 de septiembre de 1952. Conformaron el cartel junto con Antonio Velázquez, los matadores Luis Procuna y Ricardo Balderas con toros de Piedras Negras.

Inauguró, junto con Humberto Moro y Alfredo Leal con toros de Ramiro González, la Plaza de toros de Ciudad Victoria, Tamaulipas, el 16 de febrero de 1958.

Sufrió una gravísima cornada en el cuello en la Plaza de toros "El Toreo de Cuatro Caminos", el 30 de marzo de 1958, por el toro "Escultor" de Zacatepec.

Estuvo presente en la inauguración de la Plaza de toros "Juan Cañedo" de Ciudad Madero, Tamaulipas, el 11 de septiembre de 1966. Alternó con Eloy Cavazos y abrió el festejo el homenajeado, el rejoneador Juan Cañedo, con toros de La Trasquila.

Hizo su último paseíllo en San Luis Potosí el 1 de mayo de 1969. Alternó con Curro Rivera y Mario Sevilla, a quién dió la alternativa, con toros de Santa Marta.

Concedió la alternativa a:
Mario Sevilla
Rafael Castillo
Pedro Gómez
Héctor Obregón
Fernando López
Rafael Limón
Manolo Márquez
Juan Guadarrama "Sanluqueño"
Eloy Cavazos y
Mario Sevilla (Hijo)























En su paso por la Plaza de toros México, cortó 7 rabos:

1.- 28 de diciembre de 1947 - "Amapolo" de Piedras Negras
2.- 4 de enero de 1948 - "Arlequín" de Coaxamalucan
3.- 18 de enero de 1948 - "Fandanguero" de Coaxamalucan
4.- 9 de enero de 1949 - "Rey de Copas" de La Punta
5.- 6 de febrero de 1949 - "Bandido" de Piedras Negras
6.- 27 de marzo de 1949 - "Cubanito" de Torrecilla y
7.- 5 de marzo de 1950 - "Asturiano" de Pastejé.





















ANTONIO VELAZQUEZ, CORAZON DE LEON
Por "El Gato Montés"
Publicado en "Esto"
El 14 de mayo de 2008.

Como un epílogo o broche de oro a la temporada grande de El Toreo de la Condesa 1943-1944, don Pablo B. Ochoa, periodista taurino y entusiasta aficionado, editor de la revista "La Lidia", organizó una llamada "Temporada económica" que dio principio el domingo 16 de abril de 1944, corrida en la que lidiaron un encierro de la ganadería de don Carlos Cuevas tres diestros modestos: Carlos Vera "Cañitas" , Antonio Velázquez y Juanito Estrada.

Hubo corridas entre semana y los domingos. La última del serial se llevó a cabo el domingo 14 de mayo (un día como hoy) del año citado en la que estoquearon astados de la ganadería de Peñuelas Alfonso Ramírez, "El Calesero", Andrés Blando y el leonés Antonio Velázquez disputándose el trofeo "La Prensa de Oro". Pegados al radio de onda corta, hasta el colegio ubicado en la ribera del río Missouri, nos llegaba por los comentarios el eco de los olés que provocaban las actuaciones de los toreros. Luego, nos llegaría el semanario "El Redondel" que corroboraba lo escuchado por los ávidos estudiantes y aficionados, como Pepe Galarza Beristáin, a la bella fiesta.

Perdón por mi disgresión, retomo el hilo. El triunfador de la temporada económica fue Velázquez y ganador del trofeo en disputa. Copio del historiador del coso citado, D. Guillermo E. Padilla, lo referente a la corrida que hoy rememoramos: "Alfonso Ramírez sacó a relucir su capotillo mágico e instrumentó una hermosa faena en el burel que abrió plaza. En el cuarto, un precioso sobrero de Ajuluapan, el de Aguascalientes ofreció esporádicas pinceladas de arte. Andrés Blando, ante sus enemigos broncos y difíciles, se vio torero, tranquilo y fácil.

"Y Antonio Velázquez (¡Antonio Velázquez!) , que salió hecho un león, arrancó las ovaciones a base de derrochar emoción y dramatismo. Para él fue el trofeo".

Un cronista le llamó "Antonio corazón de león" porque, como escribe el señor Padilla, en sus actuaciones derrochaba emoción, A propósito del valor que caracterizó a Velázquez, en una entrevista llegó a confesar lo siguiente: "Yo soy el torero que tiene más miedo. Me salva mi amor propio, mi soberbia, mi ambición y mi gran afición... precisamente en vencer el miedo estriba el valor, y para que exista éste, necesita haber el otro...".

Conservo una buena fotografía publicada en "La Lidia" en la que aparece recibiendo "La Prensa de Oro" Antonio Velázquez de manos del empresario Pablo B. Ochoa en presencia de otro gran empresario y propulsor de la Fiesta Brava, el potosino D. Joaquín Guerra. Pero no fue el único galardón obtenido por Antonio a su paso por los ruedos, ganó cuando novillero "La Oreja de Plata" en 1942 y ya como matador de toros, "La Oreja de Oro" en la temporada 1944-45.

Al contrario de lo que hacen muchos matadores, que renuncian al doctorado para pasar a engrosar las filas de los subalternos, Antonio, habiendo sido banderillero (figuró en la cuadrilla de "El Soldado") fue banderillero y luego matador de toros. Ante públicos españoles toreó poco más de medio centenar de corridas alternando con primeras figuras. De él escribió el Sr. Icaza, "Ojo", que "su triunfo en una corrida de 'La Oreja de Oro' hizo que el público se fijara en él, y luego, dando el paso adelante de Manolete y Arruza, logró escalar la altura que soñaba, a pesar de ser un torero corto y rudo".

He ahí un torero de todo corazón, ejemplo de lo que logra hacer la perseverancia y la afición indeclinable. Antonio Velázquez (1920-1969) nació en León y murió accidentalmente en el D.F. al caer de la azotea de su casa.

















"RECORDANDO AL LEON DE LEON"
Por: Antonio Casanueva
(Tomado de www.plazamonumental.com)

El pasado sábado 15 de octubre se cumplieron 32 años de la desaparición física del matador de toros Antonio Velásquez quien falleciera producto de un desafortunado accidente, al caer de la azotea de su domicilio particular, el que como podrá verse nada tuvo que ver con la valiente actitud con la que siempre cruzó por la vida y mucho menos de su arriesgada profesión un valiente como pocos por no decir ninguno, ha habido, de matador de toros.

Antonio Velásquez nacido en León, Gto. el 14 de diciembre de 1920, se inició en la profesión como un peón de brega, participando en la cuadrilla de Luís Castro “El Soldado” y posteriormente pasó a engrosar las filas de la novillería, en donde destacó lo suficiente para tomar la alternativa en la antigua plaza “El Toreo” la que se encontraba ubicada en la colonia Condesa de la ciudad de México, de manos de el llamado Fermín Espinosa, llamado por su habilidad y destreza: “El Maestro de Saltillo” quien le cedió al toro “Andaluz” siendo el testigo de la ceremonia, nada menos que el también llamado “Compadre” Silverio Pérez, el 31 de enero de 1943, fecha inolvidable para la historia taurina de nuestro país ya que tanto el llamado Maestro “Armillita Chico” como Silverio rayaron a gran altura al inmortalizar cada uno, en esa misma tarde de la ceremonia, y respectivamente a los toros “Clarinero” como “Tanguito” ambos procedentes de la ganadería de Pastejé, en la tarde del debut de esa vacada en la plaza capitalina.

Mas adelante y gracias al gran valor que tenía Antonio Velásquez para enfrentarse a lor toros, valor que llegó a verse seriamente afectado por las múltiples cornadas recibidas, llegó poco a poco a colocarse entre los primeros lugares de la torería nacional, en particular por su triunfo alcanzado durante la corrida de La Oreja de Oro de 1945, cuando ganó merecidamente este trofeo el que se encontraba en disputa entre los alternantes de aquella corrida, luego de una gran faena plena de valor lograda al toro “Cortesano” de Torreón de Cañas.

Luego de ese gran triunfo, Antonio Velásquez decidió viajar a España en donde confirmó la alternativa en Madrid, el 4 de octubre de 1945 de manos de “El Allbaicín” siendo el testigo de la ceremonia Pepín Martín Vázquez con el toro “Fuentecillo”, si bien es cierto que en aquella primera temporada no tuvo mucho éxito en España la que se encontraba sujetas a múltiples conflictos internos, algunos de los cuales desencadenaron la ruptura de las relaciones taurinas hispano mexicanas, Veláquez retornó varias veces en el ejercicio de su profesión, llegando a superar a lo largo de su vida la cifra de 50 actuaciones en aquel país.

De regreso a México, Antonio Velásquez tuvo grandes actuaciones en diversas plazas de la república, entre las que destaca, aquella inolvidable realizada en el desaparecido Toreo de 4 Caminos, el que se encontraba ubicado en los límites del D. F. con Naucálpan de Juárez en el Edo. de México, la tarde del 30 de marzo de 1958, en que alternaba con José Ramón Tirado y el regiomontano Humberto Moro, al toro “Escultor” de Zacatepec , toro de mucho poder y fuerza, como solían salir los animales procedentes de esa ganadería tlaxcalteca, al que realizó inolvidable quite por “gaoneras”, el quite de su especialidad en el que además del arrojo, mostraba el valor y la exposición ante los toros que Velásquez solía mostrar en sus actuaciones, siendo muy ovacionado.

Durante el tercio final, el toro incrementó sus dificultades para la lidia, propinando grave cornada a su presunto matador, en la que el pitón derecho del animal le penetró por el cuello, perforándole la lengua y destrozando la cavidad palatina, fracturando tanto el maxilar como la base del cráneo. Tan grave cornada obligó a Velásquez a permanecer alejado por largo tiempo de la profesión mientras duró la recuperación física, anímica y mental de los graves daños provocados por aquella cornada.

Vaya pues un grato recuerdo al valeroso leonés Antonio Velásquez que tantos y gratos momentos dejara en la Fiesta brava por su valor indómito y destreza que lo llevaron a ser una figura del toreo de este país y alternar con los grandes monstruos del pasado taurino de nuestro país y competir, muchas veces favorablemente con la figuras extranjeras que nos visitaban por aquellos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario