Páginas vistas en total

martes, 6 de abril de 2010

FABIAN RUIZ


NOE RUIZ NARVAEZ

Matador de toros. Nació en Aguascalientes, Aguascalientes, el 14 de julio de 1949. Se vistió de luces por primera vez en Ensenada, Baja California, el 27 de octubre de 1963, para salir de sobresaliente en una novillada en que torearon mano a mano Fernando Ibarra y Walter de la Brosse con novillos de la ganadería de don Anacleto López. Se presentó en la Plaza de toros México el 24 de septiembre de 1967, con el novillo "Tambor" de la ganadería de Zotoluca. Alternó con Leonardo Manzano y Mario Sevilla (hijo).

Alternativa
Fecha: 7 de Julio de 1968
Lugar: Tijuana, Baja California
Plaza de toros "El Toreo de Tijuana"
Padrino: Jaime Bravo
Testigo: Eloy Cavazos
Ganadería: Zotoluca
Toro: "Camaleón"

Confirmación
Fecha: 2 de Febrero de 1969
Lugar: México
Plaza de toros México
Padrino: Dámaso Gómez
Testigo: Mauro Liceaga
Ganadería: La Laguna
Toro: "Tiburón"
Completó el cartel el rejoneador Pedro Louceiro.

Falleció en Aguascalientes el 13 de diciembre de 2017.





















FECHAS RELEVANTES:

16 de octubre de 1966.- Sufre grave cornada en el vientre en Monterrey, Nuevo León, por un novillo de La Escondida.

22 de septiembre de 1968.- Ganó "El Estoque de Oro" en Ciudad Juárez, Chihuahua. Lo disputó con Jaime Bravo, Eloy Cavazos, Guillermo Montes con toros de San Marcos.

27 de julio de 1969.- Sufre una gravísima cornada en Tijuana, Baja California, por un toro llamado "Montañés" de Reyes Huerta. La cornada fue en el tórax, afectándole un pulmón.

27 de septiembre de 1970.- Debuta en España (Benidorm). Alternó con Vicente Fernández "El Caracol" con toros de María Cruz Gomendio.

5 de mayo de 1972.- Lidió y cortó una oreja al toro "Candilejo" de La Punta con 736 kilos de peso, en la Plaza de toros "San Marcos" de Aguascalientes. Alternó con Joaquín Bernadó y Jesús Solórzano con un encierro que promedió 648 kg.


"CANDILEJO", UN PAVO DE 736 KILOS.
Por Guillermo Rodríguez
Tomado de www.wradio.com.mx

Siempre se ha hablado de peso y muchos estiman que entre más pese el toro, mejor.

Prefiero hablar de trapío, armonía de acuerdo al encaste y si hay casta pues el toro empujará los kilos y si no, pues caemos en el astado que se va al suelo, al que es preciso " ayudar " con la muleta a media altura. Es decir, tipo enfermero.

Un toro que llamamos " acochinado", que es solo kilos puede tener el trapio o calificarse de tal a uno de 480, armónico, bien armado?-

Pero como hay historias, mirando papeles y viejas crónicas me encontré con esta preciosa joya a propósito de un torazo de 736 kilos.

Ha sido el toro de más peso que se ha lidiado en una plaza americana? Sin duda.

Aquí está. ( Lamento no poder dar el crédito pero en el documento no aparece. Vaya para ese colega o estudioso mis agradecimientos anticipados y el de los lectores ).

Fue y sigue siendo histórica para Aguascalientes, para el toreo y para su Feria anual la fecha de 5 de mayo de 1972 cuando en una Corrida Extraordinaria se anunció la lidia de un encierro de insuperables condiciones.

“Seis toros de “La Punta” para despedir de ganadero a Don Marco Madrazo y para tres valientes matadores”. Fue una impresionante corrida en un promedio de 650 kilos, cuyo astado más pesado fue “Candilejo” con 736 kilos, lidiado emotivamente en su turno por el
hidrocálido Fabián Ruiz.

Los tres valientes espadas fueron: El catalán Joaquín Bernardó, el en ese entonces enrrachado torero de Aguascalientes, Fabián Ruiz mismo que la afición idrocálida pedía ver en su plaza y el temperamental Jesús Solórzano ,Hijo, que en estos momentos tenía una época importante de triunfos.

Fueron tres valientes que aceptaron lidiar la que denominó “La corrida, más pesada en la historia del toreo en México”.

“Fue una tarde en la que al Plaza de toros San Marcos lució pletórica de aficionados en un acontecimiento taurino histórico en México que en muchos años no se había visto.

Los afortunados aficionados de antaño que tuvieron el privilegio de admirar la actuación de Fabián Ruiz ante el imponente “Candilejo” que para ese memorable tarde lució un terno color palo de rosa y oro, se agigantó cortando una oreja ganada a ley, fulminando de un gran estoconazo a ese toro que desde días antes hizo que hubiera un gran desfile de aficionados para verlo, junto a sus hermanos, en
los corrales de la plaza.

Y es que había una gran expectación, pues se vería lo que no había sucedido en muchos años y se mencionaba que tuvieron que reforzar las puertas de los corrales y tablas del ruedo por que de verdad era impresionante ver un ganado de tales dimensiones, con las características propias de la ganadería de “La Punta”, toros negros, con una cornamenta impresionante y muy bien dotados físicamente.

El juego que dieron los de La Punta, fue, la verdad aceptable, según reportan los cronistas taurinos de Aguascalientes.

“Vimos toros, vimos toreros, vimos faenas y se vivió un ambiente que recordó las épocas de gloria del toreo y que eso mismo hace que se evoque esa tarde, ahora que recordamos como idealmente deberían de ser las tardes de toros, con toreros respetuosos de la tradición”.

Ver a Bernardó, Fabián y Solórzano ante esas bestias que eran auténticas locomotoras, fue en verdad vibrante.

Fueron toros formados y forjados en el campo, recorriendo grandes extensiones donde afilaban sus cornamentas contra las piedras y
lo que tenían al alcance.

Ese 5 de mayo de 1972 en la Plaza San Marcos existió una gran sensación de peligro y un admirable reconocimiento a los valientes que estaban haciendo lo que tenían que hacer para agradar al público, pare que no achicarse ante el compromiso que habían adquirido y ante la oportunidad que les significaba entrar en la historia en una Feria, en una plaza de prestigio y ante un encierro que iba a ser comentado en todo el país y en el mundo taurino y que hoy en día perdura como una hazaña de hombres.

“De Valientes que se atrevieron a lidiar y hacerlo con éxito ese encierro , de esto hace 38 años de distancia, todavía se le recuerda como algo extraordinario de un torero de Aguascalientes, sus alternantes y de una organización de una Feria que se le recuerda y que se le extraña por lo que ahí esa tarde, con toda honestidad, triunfaron todos sus protagonistas”.

“A esa tarde se le recuerda con cariño y admiración, ojalá y algún día se repitiera ya que entonces la Fiesta Brava recuperaría la honestidad y la brillantez de ese entonces”.

2 comentarios:

  1. Hola me gustaría puntualizar solo un detalle además de agradecer que hayáis publicado esto sobre mi Padre. Soy Fabián Ruíz hijo y lo único que me gustaría puntualizar es la fecha de nacimiento de mi Padre, el año es 1949.

    Muchas gracias, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que viva Aguascalientes y que viva Cañada Honda

      Eliminar