Páginas vistas en total

jueves, 27 de octubre de 2016

AMILCAR CAMPOS

Matador de novillos nacido en Colima en 1927. En febrero de 1955 toreó alternando con Jesús Arias en la Plaza de toros La Petatera de Villa de Alvarez, Colima. Ese mismo año se presentó en la Plaza de toros El Progreso de Guadalajara, Jalisco. Se trató de una novillada a beneficio del tapatío Jesús Arias, que había sufrido una gravísima cornada en ese mismo coso un mes antes. La corrida se llevó a cabo el 8 de diciembre. Alternó con Manolo Barbosa, Rubén Aviña, Rodolfo Palafox, Alfonso Lomelí y Jesús Delgadillo "El Estudiante" con novillos de la ganadería de Los Lobos. En febrero de 1962 volvió a torear en La Petatera alternando con su paisano Tomás Abaroa. El 5 de octubre de 1970 toreó una novillada en Madrid, Colima, mano a mano con Paco Salazar con astados de la ganadería de Castorena. Retirado de los ruedos se dedicó a la sastrería taurina y a organizar festejos.

Un artículo publicado en el Diario de Colima del 2 de febrero de 2007, escrito por Petronilo Vázquez Vuelvas, apunta: Representaba una gran emoción, ver llegar a los toreros a la plaza de toros, enfundados en sus ternos de luces. Se habían vestido, con todo el rigor del ceremonial, en aquella vieja casona, color verde, de gruesas bardas de adobe y teja de barro, a la que llamaban la casa del comité. Era la calle Colón, casi enfrente de donde vivía don Ciro Barajas, al otro lado del molino de nixtamal.
Se reunían, ya preparados, en el acceso posterior de la puerta de cuadrillas y muy pronto los aficionados se arremolinaban en torno de ellos para saludarlos y sin faltar claro, el montón de chiquillos que nos dábamos cita en ese lugar para admirarlos, a ellos y “al porrillas”. Hubo, en la historia reciente de los tradicionales festejos, hasta donde yo recuerdo, tres importantes cuadrillas.
Allá por los años cincuentas y sesentas, destacaba la que capitaneaba Amílcar Campos, un torero muy fino, nacido en el barrio de La División y hermano de los señores Zenén y El Charro Campos, torero con grandes facultades pero que, desgraciadamente, debido a la falta de oportunidad y representación, sólo pudo realizar algunas faenas de lidia a muerte.
Capitaneaba en aquella época a Paco Villa, un torero delgado, valiente y de buenas hechuras, trabaja o trabajaba en una estética familiar de nombre “Paco y Mary”; otro era Román Villegas originario de México D.F.; César Osuna nativo de Mazatlán; Nacho Márquez y otro al que le decían El Chaplin, originarios también del D.F., y a uno más que le decían El Silao. 
Otros de los populares fueron, Angel Rodríguez apodado El Mono, nacido en el bullanguero barrio de San José, en la ciudad de Colima y vive actualmente en Tijuana; el cuate Mendoza cuñado de Pancho Gaytán y El Güero Dueñas de aquí, de La Villa, hermano de un famoso taxista apodado El Pipo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada