Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2017

PABLO CANALES

Matador de novillos. Nació en Guadalajara, Jalisco. Ya toreaba hacia 1914, pues se le ve anunciado en la Plaza de toros El Centenario de Tlaquepaque, Jalisco, alternando con el diestro español Rodolfo de los Santos "Templaíto de Sevilla" con toretes de la ganadería de Santa Quiteria. Se presentó para torear su única novillada en la Plaza de toros El Toreo de la Condesa el 1 de agosto de 1926. Alternó  con Joaquín Jiménez "Trianero", Ramón Hernández, Hermilo Blacio, Julián Arizqueta "Relampaguito" y Ramón Fernández "Habanero" con novillos de la ganadería de La Trasquila.

Un artículo titulado "Pablo Canales será uno de los ases de la temporada novilleril", publicado en 1926 en la revista Universal Taurino, decía de él: Saludamos antes de ayer al joven diestro tapatío Pablo Canales. Su presencia en México nos sorprendió; porque, ciertamente, este Canales debería estar colocado aquí hace muchísimo tiempo.
Pablo no ha sabido administrarse; ha desperdiciado brillantes oportunidades, quizás no ha reparado  en que los años pasan, y precisa dar todos  los días un paso hacia adelante para no estancarse.
Se quejaba Canales de una mala suerte; habiendo emperzado primero que otros, teniendo más facultades, más valor, más afición que esos mismos, no ha hecho lo que ellos porque no ha tenido quien lo ayude… Y nosotros objetamos: no hay que dejárselo todo a  la suerte; es necesario que cada uno ponga todo lo que está de su parte  en bien propio. Si  Canales cuando era el ídolo de la plaza de Guadalajara, donde cosechaba ovaciones cada vez que salía a torear, se hubiera presentado en “El Toreo”, otra fuera su suerte; desde luego no habría dejado pasar a otros que siendo menos que él, parece que son más.
En fin; todavía es tiempo de enmendar yerros. Aquí está Pablo Canales, el valeroso novillero tapatío, dispuesto a salir en nuestro coso máximo a demostrar que cuando se tiene la onza de oro se cambia, y en paz.
Sabemos que Canales está dispuesto a enfrentarse a todo el mundo, delante del toro naturalmente. Trae un pleito casado (artísticamente hablando) con su paisano José González “Carnicerito” a quien ha ganado algunas veces la pelea allá en la plaza del “Progreso”. La combinación resultaría llena de atractivo por el pique que se traen los dos tapatíos y no dudo que alguna vez la veremos durante la temporada novilleril.
Y para que se vea que Canales no es ningún recién nacido en cuestionaes taurinas, diremos que el diestro tapatío que nos ocupa tiene ya cinco años de andar entre los cuernos de los toros. Debutó en la plaza de “El Progreso”  en Guadalajara, en enero de 1921 alternando con Luis Muñoz “Marchenero”; estuvo superior esa tarde, especialmente con la muleta y el estoque; los toros fueron duros de pelar, eran tres de San Nicolás Peralta y dos de Tepeyahualco. Después de eso, Pablo Canales ha toreado en casi todas las plazas de la República , tomando parte en las ferias más importantes.
Ultimamente se estancó en Guadalajara donde ha esperado el comienzo de la temporada novilleril.
Actuará Pablo Canales en “El Toreo” próximamente. Y le ganará la pelea al que alterne con él. Y cuando salga con “Carnicerito” veremos escenas de antaño, cuando los toreros salían a partirse el pecho con los toros, para llevarse las palmas. ¡Hace tanto tiempo que no vemos algo que huela a competencia, que nos brillan los ojos ante la perspectiva de una puna novilleril!
Que lo veamos pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario