Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2017

PEDRO VILLALPANDO

Matador de novillos. Nació en Monterrey, Nuevo León, el 21 de julio de 1945. 

Algunas de sus actuaciones:
El 28 de junio de 1964 toreó en Monterrey alternando con Martín Reyna, Angel Patiño, Manolo Urrutia, Julián Vázquez y Eloy Cavazos con novillos de la ganadería de La Playa. 

El 14 de mayo de 1967 toreó en Monterrey alternando Roberto Valencia y Jose Luis Villa con novillos de Peñalta

El 26 de mayo de 1968 toreó en Saltillo, Coahuila, alternando con Eduardo Salcedo, Carlos Vargas y Lorenzo Serratos con novillos de la ganadería de Albarrada. 

El 1 de diciembre de 1968 toreó en Monterrey alternando con Rafael Robles, Rafael Corpus y José Angel. 

Retirado de los ruedos fungió como empresario y como maestro de toreros.

Falleció el 14 de octubre de 2017.

“NO QUEDA NAIDEN… NAIDEN, DON PEDRO”
Por Jaime Silva Gutiérrez

Ese era el comentario, después del saludo, con el que iniciábamos nuestras charlas telefónicas casi diariamente, ante el abandono que tuvo en sus últimos meses de quienes antes fueron o se decían sus amigos, de aquí y de allá, su tierra natal su amado Monterrey, pues pocas llamadas y visitas tenía, don Pedro Villalpando, que falleció en la madrugada de este 14 de octubre.
Vio la luz primera en Monterrey, Nuevo León, el 21 de julio de 1945 y en 1960 ya toreaba festivales en el Lienzo Charro “Los Morales” de su natal tierra. En 1962 se fue a buscar mayor actividad en Aguascalientes. Debutó como novillero em la Monumental de Monterrey en 1963, con una novillada grande y fuerte de Cuco Peña al lado de Julio Garza, Paco Alvarado, Martín Reina, Guillermo Cota y otro.
Después hizo campaña en plazas del norte; toreó tres en “La Aurora” cercana al D.F., Aguascalientes, Ciudad Madero, Durango, Ciudad Victoria, Tampico, torreón y demás, sumando en total 120 novilladas antes de venir a radicar en Puebla en 1970, cuando funcionaba la Peña “El Maletilla”, actuando en “El toreo de Puebla”, Plaza del Charro y en diferentes partes del Estado sumando crecido número de actuaciones entre festivales y novilladas.
Su mejor tarde en esta región, fue durante la feria de Tlaxco, Tlaxcala en 1977, donde indultó un novillo de “El Paraíso”, ganadería del recientemente fallecido ganadero Jaime Rodríguez. Durante su carrera sufrió cuatro cornadas graves, de esas que ponen en peligro la vida, además de otras de menor importancia, así como diversas fracturas.
Una de ellas, en la desaparecida Plaza del Charro, de Puebla, fue la que le quitó de torear.
Su última tarde vistiendo de luces, fue en corrida mixta efectuada en Comitán, Chiapas, al lado de los matadores Enrique Delgado y Fernando Ramírez. Después, festivales y tientas, además de mucha actividad que tuvo como empresario, organizador de festejos de diversas poblaciones de la región, apoderado y maestro de toreros.
Además de sus cualidades taurinas era un artista: dibujante, cantaba y tocaba la guitarra, ambas cosas bastante bien, gustaba e la música clásica y del flamenco. Como torero llegó a actuar al lado de figuras como Luis Procuna, Calesero, Jorge Aguilar, Eloy Cavazos, El Callao, Mauro Liceaga, Raúl Ponce de León, Gabriel Franzoni.
Larga lista de lo mejor de la novillería fueron sus alternantes en diversas ocasiones, pero ahora, ante la ausencia de la fiesta taurina en Puebla y la poca comunicación… “No queda nada ni naiden, don Pedro”
Descanse en Paz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario